lunes, 11 de agosto de 2008

Carta de un bebé para su nacimiento

Mis primeros deseos:
Yo: bebé por nacer
Ustedes: obstetra, partera, médico, personal de cuidado
Entre nosotros: mi mamá y mi papá

Yo sé que aún soy muy pequeño para interpelarlos así, pero mamá no estará totalmente lúcida en ese momento como para decirles lo que la preocupa. Ustedes no conocen a mi papá y mi mamá, pero ya puedo decirles que ellos desean lo mejor para mí y que si nosotros los molestamos con esta pequeña charla, es justamente para hacer de mi nacimiento algo armonioso y feliz.
He aquí pues, concretamente lo que quiero pedirles.
Mamá quiere que dejen que la bolsa se rompa sola. Necesita tiempo para hacer las cosas y no cree que parir, necesariamente implique parir rápido.
Asimismo mis padres quisieran poder tomarse el tiempo de acogerme, poder vivir plenamente este momento único conteniéndome, tranquilizándome con su presencia y el calor y olor del cuerpo de mi mamá.
Ellos saben que es requerida la aspiración de las vías aéreas en el hospital, pero ¿podrían hacérmela dejándome mi panza contra la panza de mamá, volviendo un poco mi cabeza hacia el costado?
¿Podemos también –si todo sale bien-, esperar a que el cordón umbilical no lata más antes de cortarlo? Mamá no quiere que me quede con ella cueste lo que cueste, pero le gustaría que mi primera respiración se haga suavemente, sin apuro.
Asimismo, el test de Apgar ¿me lo pueden hacer sobre mamá? Mi peso, mi talla, el “gran baño” ¿pueden hacerse un poco después, justo antes de que nos lleven a nuestra habitación a mamá y a mí?
Por supuesto, mamá quisiera que me dejaran manifestar mi hambre, que pueda buscar libremente, a mi ritmo su pezón y tomar cuando y como tenga ganas de hacerlo.
Una última palabrita antes de dejarlos hacer vuestro trabajo: no lo he dicho hasta ahora, pero cada uno de estos pedidos son válidos en la medida de que no surja ninguna complicación que vuelva peligrosa este tipo de prácticas. Si mis padres están aquí para mi nacimiento, es que tienen confianza en todos ustedes y desean ponerse en las mejores manos para prevenir accidentes. Entonces, por adelantado, ¡gracias a todos primero por sus conocimientos, y luego por su comprensión frente a estos deseos... Y ¡hasta pronto!

Fuente: L'équipe de Naître et Bien être - Sylvie Bouvier - sylvielore.bouvier@tele2.fr Septiembre de 2004

2 comentarios:

  1. obst. yanina Napan Peñaloza15 de noviembre de 2008, 3:13

    Me gusto mucho el blog ya q como profesionales en esta rama nos hace sentir q este nuevo ser l llegar nos comprende y a la vez nos critica como lo atendemos

    ResponderEliminar
  2. gracias yanina por tu comentario!!!
    sos obstetra? de donde??
    saludos

    ResponderEliminar

Hola, nos encantan que nos dejen sus comentarios!!!!!
Les gusta el blog? quieren que toquemos algun tema en especial?